Nueve consejos para ir en bicicleta con tráfico

Si eres uno de los millones de personas que se plantean ir al trabajo en bicicleta tras la crisis de Covid, es probable que tengas que circular entre el tráfico. Nuestros nueve consejos más importantes pueden ayudarte a recorrer tu trayecto de forma segura.

1. Colocate correctamente en la carretera

Asegúrate de que tu posición en la carretera no está demasiado cerca del bordillo.

Mantenerte alejado de la cuneta te hace más visible para los conductores y te ayuda a pasar por alto las tapas de alcantarilla, los baches y los escombros que hay al lado de la carretera. Además, si alguien te adelanta demasiado cerca, tendrás más espacio a tu izquierda para moverte.

Es posible que tengas que circular más lejos del bordillo si no quieres que un conductor te adelante porque sería inseguro hacerlo. Si te sitúas en el centro del carril, los conductores se quedarán detrás de ti en lugar de intentar pasar a toda prisa.

2. Vigila lo que hay a tu alrededor

La conciencia vial es una habilidad importante que hay que desarrollar.

Esto significa mirar hacia delante para detectar baches, tapas del alcantarillados, vehículos en doble fila que obstaculizan el carril y charcos (que pueden ocultar baches). Mirar a su alrededor también le ayuda a prepararse para los cruces, las rotondas y los semáforos, etc., y a anticiparse a los posibles problemas. Así evitarás tener que dar un volantazo, frenar bruscamente o hacer maniobras repentinas que los demás usuarios de la carretera no prevén.

3. Principio de incertidumbre

Todos los usuarios de la carretera tienen la capacidad de hacer cosas que no te esperas.

No puedes controlar lo que hacen los demás, pero puedes estar atento a los peatones que no miran por dónde van, a los perros que no llevan correa, a los niños que dan patadas a un balón de fútbol al lado de la carretera y a los conductores que llevan el teléfono móvil en la oreja, etc. Una vez que hayas registrado algo o alguien que pueda causar un problema, es conveniente que te mantengas alerta para poder reaccionar en caso necesario.

Principio de incertidumbre
Principio de incertidumbre

Los ciclistas debemos estar preparado para todo lo que no es previsible.

4. Deja claras tus intenciones

Intenta dar a los demás usuarios de la carretera una indicación de lo que vas a hacer.

Comprueba lo que hay detrás y señala con suficiente antelación antes de realizar la maniobra. Maniobre sólo cuando sea seguro. Mantenga una posición en el carril que impida a los vehículos que se acerquen a usted por su izquierda.

Si te pone nervioso comprobar lo que hay detrás y/o quitar una mano del manillar para señalizar, es una buena idea practicar en un entorno seguro y sin tráfico.

Gestos que debemos conocer para dejar claras nuestras maniobras con la bicicleta cuando circulemos en carretera.

5. Hacer contacto visual

Intenta establecer contacto visual con otros usuarios de la carretera, especialmente en los cruces, las carreteras secundarias y las rotondas.

Establecer contacto visual puede ayudarte a saber si el conductor te ha visto o no, pero es conveniente evitar hacer suposiciones sobre su grado de atención. Por supuesto, si no ves ninguna reacción, asume que no te han visto y prepárate para frenar o girar si es necesario.

6. Extrema las precauciones con un camión en la via

Ir al trabajo en bicicleta es una forma segura de ir al trabajo, pero tenga siempre cuidado con los camiones que giran a la izquierda, ya que suponen un riesgo importante para los ciclistas.

Muchos camiones debido a sus dimensiones tienen puntos ciegos en el lado del pasajero, lo que significa que si vas en bicicleta por su izquierda, el conductor puede no haberte visto en sus espejos y hacer una maniobra que te pone en grave riesgo.

Debes extremar el cuidado al acercarte a la parte trasera de los camiones y, como norma general, lo mejor es darles tiempo para maniobrar y no aventurarte. Sin embargo, el trazado de la carretera puede hacer que a veces sea difícil evitarlo. Por ejemplo, si circulas por un carril destinado a autobuses, bicicletas y taxis, y el tráfico del carril exterior está parado o apenas se mueve, puedes encontrarte con que un camión te adelanta por su lado izquierdo de todos modos.

Del mismo modo, puedes encontrarte con que un camión empieza a adelantarte, pero al final se para en el semáforo a tu lado antes de completar su maniobra de adelantamiento. Si esto ocurre, puede tener sentido pasar por delante del camión en el semáforo, asegurándose, si es posible, de que el conductor le ha visto. Esto puede ser mejor que permanecer invisible para el conductor en el interior del camión junto al bordillo.

Cuando estés cerca de un camión, o te acerques a él por detrás, evalúa siempre la situación con cuidado. Recuerde que no es prudente suponer que el conductor de un camión le ha visto si se ha subido o se encuentra en el lado izquierdo del vehículo. Del mismo modo, las maniobras de los camiones pueden ser engañosas: el hecho de que no hayas visto nada que sugiera que un camión está a punto de girar a la izquierda, no significa que no lo vaya a hacer.

7. Cuidado con las puertas de los coches

Deja mucho espacio alrededor de los coches aparcados por si alguien abre la puerta del coche sin mirar.

Cuando te acerques a un coche aparcado, comprueba primero si es seguro y luego sal, dejando al menos el ancho de una puerta al pasar por si alguien abre la puerta en tu camino (un peligro evidente si acabas de ver el coche aparcado). Aunque no siempre se puede ver si hay alguien sentado en un coche en el lado por el que se pretende pasar, merece la pena echar un vistazo al acercarse, si es posible.

8. Manténgase visible cuando conduzca su bicicleta con poca luz

Asegúrate de conocer la ley sobre el alumbrado.

La ley obliga a los ciclistas a llevar luces en la parte delantera y trasera de sus bicicletas, encendidas entre la puesta y la salida del sol; blancas en la parte delantera y rojas en la trasera. Sin embargo, también puede ser conveniente utilizar las luces durante el día si la visibilidad es escasa (por ejemplo, si hay niebla). Si planeas ir en bicicleta de noche, es aconsejable que lleves un juego de repuesto por si te falla el primero.

9. Mantenga las manos en los frenos

Si no puedes llevar las manos a las palancas de freno rápidamente, es posible que no puedas parar a tiempo si lo necesitas. Pedalea con las manos cubriendo las palancas de freno.

Asegúrate de que estás preparado y eres capaz de utilizar los frenos, y de que sabes cómo utilizarlos de forma segura. Por lo general, es mejor utilizar los dos frenos al mismo tiempo y aplicar la presión de manera uniforme. Ten más cuidado si está mojado, hay hielo o hay hojas húmedas en el suelo, por ejemplo.

Conclusión:

Todos estos consejos para para ir en bicicleta con tráfico son muy importantes pero también añadiría uno más que es el equipamiento, tener un alumbrado correcto para tu bicicleta y un sistema antirrobo (candados) para cuando llegues a tu destino también tienes que tenerlo en cuenta para tener una experiencia 100% perfecta.